Una terapia de pareja inusual

Por Cris G Campos

Aunque tenía todos los tintes de una sesión tradicional, con los desacuerdos entre dos personas que  han decidido unir sus vidas,  esta terapia de pareja dio  un giro inesperado, cuando al presentarse en la oficina del profesional de la salud mental, uno de los miembros de la dupla, era nada más y nada menos que ¡el Dinero!

En el sofá, sentados a distancia, al igual que muchas de las parejas que pasaban por esa oficina,  ellos deseaban resolver sus diferencias. 

Luego de un silencio incómodo, ella empezó a decir todo aquello que sentía que no funcionaba entre ellos. Le reclamó lo poco que lo veía, que estaba ausente y ¡Que no era suficiente!

Pacientemente Dinero esperó su turno, también tenía muchas cosas que decir: ¿Cuántas ganas creía ella que tendría de llegar  a verla cuando todo lo que había para él eran reclamos y obligaciones?  Hacía tiempo que se había acabado la diversión y alegría. Poco a poco su relación se había convertido en seriedad, demandas y exigencias. 

Fue algo sorpresivo. Ella no imaginó siquiera la forma en que Dinero se sentía con su proceder. Ella creía que era la única afectada en su relación y esto no era así.  También aceptó que mucho de sus sentimientos por él se basaban en la necesidad

Enfrascados en esta historia de reclamos no iban a lograr nada diferente. Había frustración, enojo, impotencia y un desgaste en la relación que parecía imposible de cambiar.

¿Habría alguna esperanza?

¿Qué estarían dispuestos a hacer diferente? – les preguntó el terapeuta. 

Se miraron y por un momento recordaron que al inicio de todo, solían divertirse juntos, no todo había sido incertidumbre entre ellos. 

Tal vez no todo estaba perdido. 

Una práctica recomendada por el terapeuta fue estar en Gratitud. Reconocer cada acercamiento entre ellos, por pequeño que fuera. Con eso podrían volver enfocarse en lo que sí querían y lo que hay, en lugar de darle fuerza a lo que pensaban que faltaba.

¿Te suena parecido a algo que conoces?  ¿Cómo es tu relación con el dinero? y si estuvieras en una situación similar ¿qué cosas te diría él? 

¿Te gustaría explorar nuevas posibilidades con el dinero?  <–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *