No te detengas

«SIGAMOS ADELANTE»  Es la frase que me ha acompañado este año.  La tengo en mi protector de pantalla y me recuerda no detenerme hasta llegar. 

No significa caer exhaustos de cansancio, sino saber a dónde te diriges y no renunciar a ello, solo porque tu mente no te apoya o porque lo que ves en el exterior representa un reto que piensas que no puedes superar. 

Sólo tú sabes lo que es verdad para ti  y no tiene que hacerle sentido a nadie más.  Si tu camino tiene corazón, comprometerte con él es de las cosas que más satisfacción te dará, a cada paso. 

No te detengas por lo que los demás pueden pensar, por la crítica, por el miedo, por vergüenza, por dudas… sigue adelante.

«Si no puedes volar entonces corre. Si no puedes correr entonces camina. Si no puedes caminar entonces arrástrate. Pero sea lo que hagas, sigue moviéndote hacia adelante».

Martin Luther King Jr.

Hay tantos distractores que solemos elegir e incluir en nuestra realidad cada día, para no hacer lo que sabemos que va crear una realidad más grandiosa. Y entonces  tenemos la falta de salud, creamos escasez de dinero, conflictos con las relaciones y somos tan genialmente creativos que no terminaríamos de listar todas esas formas con las que frecuentemente saboteamos nuestra vida. 

¿Qué tal si a pesar de lo que se vea  y cómo se sienta, empezamos a poner acción haciendo lo requerido para conseguir nuestros objetivos?  Escribe ese libro, haz esa serie de ejercicios, medita, lo que sea que tú sepas que va a crear la vida que estás soñando. No dejes que se quede en sueños. Haz lo que funcione para ti. Haz que suceda. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra